26 de agosto de 2012

{33.52} momentos: confesiones

Hoy voy a hacer un post "confesión". O un poco de psicoterapia que es lo mismo y me sale más barato soltarlo aquí. Así que los que no estéis de humor huid ahora que estáis a tiempo. Y los que estéis de humor marcar esto como leído en vuestro reader y huid también o seréis vosotros los que os dejéis la pasta en el psicólogo.

Estáis avisados.

Este es uno de esos días en los que me siento a escribir, agotada, tras un día largo. Debería estar durmiendo, pero por un lado me reconcome la conciencia irme a dormir con todo lo que tengo que hacer, y por el otro estoy demasiado cansada para hacer nada al derecho. Así que las únicas energías que tengo las gastaría ahora de buen gusto con una cervecita en la mano charlando con mi F y algunos amigos. Pero oh, vaya, va a ser que F está trabajando y tengo dos niñas dormidas aquí al ladito... está chungo lo de bajar a tomar algo no?
Total, que aquí estoy. De confesión. Porque es un día de los feos. Claro, soy de carne y hueso y tengo un corazoncito (aunque en el blog todo se vea lindo y azul y amarillo, pues no, también hay color marrón del chungo en mi vida :-P) Así que hay días buenos y malos y hoy tocó pésimo.
Hace varias semanas que lo arrastro la verdad, pero me lo voy guardando, entre otras cosas, porque no tengo tiempo para mantener una conversación. F tuvo mucho trabajo y también algunos compromisos sociales. Y bueno, esto podría estar muy bien... si no fuera porque por lo que se ve me ha pillado todavía puérpera perdida. (O gili redomada que también)

La cosa es que mientras él trabaja o fiestea yo me quedo con las pekes.
Lo primero lo voy llevando. La verdad es que es una decisión personal lo de la excedencia en el trabajo y quiero mantenerla todavía un poco más. Estos años no van a volver y tengo toda la vida por delante para segur trabajando. Pero hay días en que lo echo de menos. Porque lo necesito. Porque me gusta mi trabajo (aunque, como todos, lo maldiga de vez en cuando) Porque me da terror estar tanto tiempo alejada de él y perder comba... y que luego me de terror volver y prolongue una situación que en realidad ya no deseo por miedo. Porque a veces me siento un poquito culpable por permitirme el lujo de no trabajar con los tiempos que corren, y más culpable todavía por sentirme culpable por eso cuando eso significa tener tiempo para mis hijas. Total, un lío. Ni yo misma me aclaro.
Lo segundo (lo de la vida social) ya me cuesta un poco más. Raro es que hagamos vida social ahora mismo. Ni uno ni otro ni los dos. La vida social suele ser de a cuatro, y ojo, es genial cuando todo va bien y salimos juntos a disfrutar, pero a veces siento que necesito un ratito para mí y sobre todo para los dos. Esta semana de fiestas veraniegas coincidió mal. Vinieron todas juntas. Algunas no eran en horario/ambiente infantil y otras... bueno podrían serlo pero yo no me sentí con fuerzas. Hemos intentado seguir haciendo muchas de las cosas que hacíamos antes con la diferencia de que ahora llevamos a las pekes además (las lógicas claro, de momento lo de atravesar medio mundo en avión y trekinear por el Himalaya no nos parece lo más adecuado con dos niñas pequeñas) Desde luego con Valentina fue así. Pero con las dos cambia un poco la cosa. O somos nosotros soy yo que lo hago mal y por eso no lo consigo. Total, que F fue en representación familiar (que ahora releo esto y parece que esté por ahí de juerga todo el día mientras yo friego platos... y nada más lejos eh? Aquí los dos juntos en todo, y si alguien da más es él... pero esta semana coincidió así ok?)

Antes de ser mamá pensé que lo haría mucho mejor. Siempre pensaba en las mil cosasque hacer con los niños. Las ideas las sigo teniendo (ya sabéis lo que dicen por ahí más ideas que tiempo)... pero ahora siento que me falta la energía. Porque ser mamá a tiempo completo puede llegar a ser agotador.
Si, los que no tenéis hijos (si hay alguien sin hijos que me lea, que lo dudo) estaréis poniendo la misma cara que ponía yo hace unos años. Cuando salía por ahí con mis sobrinos postizos y reales todo era fiesta y diversión. Yo veía a algunos papás con el gesto crispado caminando con sus hijos de la mano sin ir saltando y cantando y dando volteretas y FLIPABA... pensaba... "pero ¿cómo pueden ir con un niño pequeño sin ir jugando? ¡Con lo lindiños y divertidos que son! ¡Con lo bien que me lo paso yo con los pekes! Serán sosos y aburridos!!!" JA, JA, JA! No hay nada peor que hablar sin conocimiento de causa. 
Lo malo es que me encanta divertirme con ellas, hacer golferías, tirarnos por el suelo, canturrear... pero llevo un ritmo que me deja agotada... y me cuesta. Necesito encontrar otro equilibrio. Porque no quiero ser una mamá de ceño fruncido todo el rato.

Yo leo cosas por ahí de otras mamás que como yo cuentan sus historias. Y siempre todo me parece fascinante. Especialmente aquellas que preparan mil planes y juegos con los niños. Las que a las 8 de la mañana hacen filetes panados para luego llevárselos de picnic por la tarde sin que les pille el toro. Las que hacen manualidades divinas con sus pekes o hornean galletas junto a sus retoños.
Cada vez que veo alguna cosa de estas intento ponerme manos a la obra. Y casi siempre fracaso estrepitosamente. A ver, yo se que soy una perfeccionista insoportable (es un defecto terrible que cada día intento corregir, pero créanme que es muy difícil), pero es que, arf, mi mediana me gana por goleada casi siempre! Y ahora con Amanda cerca, la cosa se me complica un poco más todavía.

Ej. encuentro un puzle bien lindo de piezas de madera para ensartar unas con otras. No tiene mucha dificultad. Yo creo que podría ser divertido para Valentina y/o para las dos. Se las doy. Ella decide que es más divertido ensartar y girar. Resultado, las piezas se rompen. Le explico la forma de hacerlo. No, ella mete y gira. Prefiere así. Le gusta el ruido que hace la madera al partirse... ok, pienso. No es el momento. Lo guardo para más adelante. Chof.


Otro los tees de golf y el corcho blanco. Le enseño lo de clavarlos y poner encima la canica. Ok primero se lo pasa pipa clavando pero en dos minutos descubre que lo mejor es arrancar trozos del polispan. Vale, le dejo hacer. Esa parte de mi histeria la tengo controlada, no pasa nada que luego se pueden aspirar, pero... Amanda... se está comiendo un trozo del corcho blanco! Vale, cancelado, las bolitas se meten por todas partes y es peligroso con un bebé reptando todo el día por el suelo. Respecto a las canicas tras colocar la primera tanda, también le parece más divertido lanzarlas por el aire... (caníca + bebé = tampoco) Vale, lo guardo para más adelante. Chof.

Otro. Plastidecores... pintemos... ok pintamos. Qué divertido... juntas todo ok. La dejo con sus pinturas y las hojas (no muy lejos porque le tienta pintar por todas partes como a todos los niños, creo) Pero no. Pinta un ratito, y en seguida... clic clack click clack... trocitos de plastidecores. Toditos troceados. Le gusta el ruidito que hacen al partirlos. Le explico que si los rompe en trozos pequeños luego no sirven para pintar porque no se pueden agarrar. Pero a ella le importa un pepino! vive el yo y el ahora. Y le da igual si DESPUÉS no se pueden agarrar... Guardamos los mil trozos de pinturas. Chof.
(he visto mil tutoriales sobre cómo derretir los trozos de plastidecores en el microondas y reutilizarlos, algún día encontraré tiempo)

Plan B de pintura. Encuentro unas ceras de esas que van metidas dentro de un plástico. El tamaño es de lápiz. Grande. No están mal. Molan porque en vez de ser como los plastidecores que se pueden romper en trocitos funcionan como una barra de labios. Giras la base un poquito y asoma la cera. Pienso. Genial para Valentina!. Le gusta lo de girar la barra de labios y además así no le entra la tentación de partir las ceras. Allá se los presto. Pintamos juntas... pero en cuanto la dejo sola un minuto... zas... lo que le apetece más del mundo mundial es sacar del todo los colores. Tanto que al intentar pintar se parten por supuesto... Chof. Chof.

Hoy mientras su papá se duchaba la dejó dos minutos (de reloj es lo que tarda en ducharse) jugando sola en su cuarto. Cuando salió de la ducha había abierto la cremallera del cojín de la mecedora y empezaba a hacer confetti con la espuma de su interior...

De recoger no hablamos ok? que solo de pensarlo me agoto. Es difícil motivarla todos los días para que tras terminar los juegos pongamos cierto orden. Tengo las cosas accesibles y fáciles de guardar, ese no es el problema. El problema es que recoger es un coñazo. Y convertirlo en algo divertido es agotador. Sobre todo si hay que hacerlo tooooodos los días... A veces pierdo la paciencia y lo recojo yo (mal, lo se) porque no tengo energía para explicárselo una vez más y repetirlo varias veces sin que suene tedioso, hasta que lo consiga.

El momento de salir de casa... hay que vestirse, coger las cosas, preparar meriendas... etc. es su favorito para poner todo patas arriba. En un santiamén. Tardamos siglos en salir, total para salir con todo hecho un cuadro. Cierro la puerta como si hubiera dejado encerrados a 20 leones hambrientos, con la misma sensación de que cuando vuelva me comerán a bocados (paso, ahí queda todo por el suelo, yo me marcho!) Al final... decido, venga vámonos fuera de casa! A correr y a trepar! Así es como me encuentro más a gusto. Y Valentina a sus anchas.

No se... tal vez esté un poco loca.

Me estudio una y otra vez las mil técnicas del libro "cómo hablar para que tus hijos te escuchen..." blablabla. Pero la teoría es genial. Comparto 98% esa política y esa actitud. Pero me puede el agotamiento. Me canso. Pierdo energías y la paciencia al mismo tiempo. Y zas grito al canto. Y zas, zas, culpa, culpa culpa (bueno más que culpa, es que me hace sentir mal estar enfurruñada)


Ok, adoro estar con mis hijas. En serio, aunque ahora os parezca que no, lo adoro. Pero es que me cuesta hasta escribir coherentemente, hace siglos que no me siento a escuchar mis prensamientos, a hacer NADA durante un rato, o a estar al lado de mi F en silencio o hablando por los codos sin interrupciones. Echo de menos pasear por la casa pensando voy a poner esto aquí y comprar esto otro para allá, comer con mis amigos y tener una sobremesa de dos horas contánonos la vida, viajar VIAJAR de nuevo, acabar alguna de las frases que empiezo. Cuando tengo un minuto para mí hay tantas tareas pendientes que lo exprimo como si fuera el último minuto que me queda antes de que el planeta tierra choque contra algún asteroide y se desintegre. Echo de menos sentirme atractiva o interesante. No es que sea ninguna de las dos cosas especialmente, pero a veces una se siente así no? Pero es que ahora voy siempre hecha un trapo, no se lo que pasa en el mundo, y creo que me he olvidado hasta de como ejercer mi profesión, y eso no sube demasiado la autoestima. 
Echo de menos sentirme plenamente bien.
Y lo que peor me sienta es precisamente eso, no sentirme plena cuando soy tan afortunada que tengo todo lo necesario y más de lo que se puede pedir. Menuda imbécil que soy...

En la falta de puntería de esta semana no he conseguido una foto decente para mi proyecto 52 semanas con mamá. Bueno, miento, es que ni lo intenté. Esta la hizo mi hermana Merce, a la que le grité socorro en el último momento. Y es uno de esos momentos de desbordamiento en los que ya no puedo más (tal cual mi cara de loca y sonrisa forzada) y me rindo plantando a las pekes frente a la tele un rato. 


20120811Con-Val-y-Amanda-viendo-TV-pinzas007-R3-BLOG

En fin... Bah. Perdón por la chapa incoherente. Yo elegí esto: tener hijos y criarlos de esta manera. Y se que es lo que quiero hacer. Pero hay días, como hoy, en los que estoy negativa y no doy pie con bola. Y en vez de meterme en la cama a dar vueltas vengo aquí y os lo vomito todo. Eso sí, estabais advertidos.

Voy a hacer como Rebe... empezar de nuevo mañana. Es lunes no?... tengo que intentarlo. Y mientras tanto...

20120823_4852-BLOG

Arf.

54 comentarios:

  1. Bueno, Eva, tú ya lo sabes, la vida es así, contradictoria y maravillosa como tú y como tus niñas.Dale las gracias a Valentina por poner un punto de rebeldía y de dificultad en tus días, así la cosa tiene más gracia, con momentos muy buenos y otros no tanto. Lo otro son cuentos chinos, un merengue infumable.
    Sigue, seguid adelante, es un placer acompañaros cada día, nos regaláis amor y buen humor a manos llenas. Y sois tan de verdad como la vida misma. Por eso os queremos tanto.
    Muchos besos y muchos ánimos en este día feo. Que también pasará, ya lo verás, Eva. Muacs.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo soy mamá de una y te entiendo perfectamente...Quizás por eso decidí tener solo una (bueno y por cosas con más serias que no vienen al caso contar). Después de sentirme culpable, culpable y agotada, llegué a la conclusión de que para estar bien con mi hija yo necesito tener mi espacio y sentirme "útil" haciendo otras cosas que no sea ser mamá a tiempo completo. Por suerte, como tú, mi pareja es un SANTO (así, con mayúsculas) porque desde el primer momento no me ayudó, sino que compartió TODO conmigo. Y eso supuso mucho para que mi salud mental siguiera un ritmo normal.

    Luego está el sentirte culpable por no trabajar, que es como que no tienes derecho a pedir "ayuda". Pedir a alguien cercano (familia o amigos) que te hagan de niñeros mientras F y tú tenéis un "rato de novios" creo que te haría mucho bien. Y si, mañana lo verás todo de otra manera, pero tú también tienes que tener tus premios...Te lo has ganado ¿no? Un besito

    (por cierto yo también tengo el libro "Cómo hablar para que tus hijos te escuchen..." y la teoría es perfecta cuando los papás estamos al 100%, pero siempre hay factores "ambientales" que pueden complicarlo todo... )

    ResponderEliminar
  3. Eva, todo eso pasará, ya lo verás. Son días de bajón que todas tenemos. Los niños crecen y ya no rompen ceras ni piezas de puzzle. Lo malo de que se lleven poco tiempo es que te toca pasarlo con una y con otra muy seguido, lo bueno es que lo pasarás de una vez. Antes de que te des cuenta Valentina y Amanda empezarán a jugar juntas y te dejarán un poco de margen. También vas a notar mucho el comienzo del cole de Valentina, podrás dedicarle un poquito de tiempo en exclusiva a Amanda, aunque te de pena, ya verás como lo agradeces.
    Mientras tanto, aprovecha a esas hermanas tan estupendas que tienes para irte un dia a cenar y al cine con tu F.
    Hablo por experiencia, ahora tienen 4 y 6 años, pero aún recuerdo la época en que me sentía como tú.
    Y yo debo estar aún más loca o se me está olvidando porque quiero un tercero.
    Animo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Arriba ese ánimo!!! Eva, todas nos hemos sentido /sentimos así alguna vez y es que NO somos superwoman, somos humanas y mamás!

    Incluso las madres que hacen de todo, o eso que es lo que creemos porque no conocemos al 100% la vida de los demás, se sienten desbordadas. Y es que queremos hacer tantas cosas que no para os de darle al coco, y nos desgastamos.

    Adoro a mis hijos, pero a veces me pueden y acabo gritando, pero en el fondo sé que lo estoy haciendo bien, ellos están felices y se sienten queridos, aunque a veces me digan que soy mala malísima.

    Y en unos meses vas a ver, voy a estar que me suba por las paredes :-P

    Un besote, Preciosa, y lo dicho, arriba, arriba ése ánimo!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Eva, hacia mucho tiempo que no te escribía, pero te leo siempre y hoy no he podido resistirme a escribirte. Yo no tengo hijos, y quizas no pueda entender al 100% por lo que pasas, pero creo que me acerco mucho. Tengo la impresión de que eres una buena madre, que cada día te esfuerzas en cuidar de tus niñas, de enseñarles, de jugar, de pasar tiempo con ellas y relamente cada vez que veo todo lo que haces y tu forma de educarlas, siempre pienso en que eso es lo que yo quiero hacer cuando tenga hijos. Deberías sentirte orgullosa de todo lo que haces con ellas, en serio. Jamás pienses que las quieres menos por sentir que necesitas tiempo sin ellas, en absoluto, todo lo contrario; creo que es muy necesario para ti,tener tus momentos sin niñas. Todo el mundo necesita tiempo para divertirse con los amigos, para dedicarlo a su pareja, en definitiva, para hacer todo lo que hacia antes de los hijos. Es necesidad, y creo que algo saludable, porque no se puede estar 24h al día solo relacionandote con tus hijas, normal que te desesperes! Necesitas hablar con alguien adulto que pueda mantener una conversación, no todo pueden ser plastidecores y puzzles....
    En relación a lo que decías de F. creo que lo que te pasa es que en cierto modo aunque te guste estar con tud hijas y verlas crecer, muchos días te cambiarias por él, me equivoco? Muchos días querrias ser tu la que se va a trabajar y la que va a reuniones sociales y que él fuera el que se quedase con las niñas. Es normal, uno se cansa de hacer cada día las mismas cosas.
    Y lo de tu trabajo y tu miedo a no rendir lo que deberías, mira Eva, no te conozco, pero si puedes con todo lo que haces a diario, y llevas el ritmo de vida que llevas (yo ya habria muerto), sinceramente no creo que hayas perdido comba en tu trabajo y que si es asi, porque hace tiempo que no lo haces, estoy segura de que cuanod vuelvas al tercer día ya te habras puesto al día.
    Muchisimo Ánimo!!! Solo son días raros, que todos tenemos y en los que necesitamos que nos den un poco de apoyo y que nos entiendan, es normal, y no te sientas culpable nunca por lo que haces porque todo lo haces por las personas a las que quieres y eso jamás tendrá nada negativo, y jamás irá por delante del trabajo o de los tiempos que corren, no se si me explico...
    Siento la parrafada, solo espero haberte ayudado aunque sea una minima parte. Un abrazo.
    Elena (Salamanca)

    ResponderEliminar
  6. Eva! Como somos de culposas las mujeres eh! Todas hemos pasado por eso...y ya pasará...Me acuerdo esa sensacion de que el marido puede ir por ahi solo y una no ( y mi marido es de los SANTOS) Tengo 2, de 7 y 4...y la sensacion continua de que hago todo (mi trabajo, la casa y la maternidad) a la mitad...pero bueno! Asi sera por un tiempo, que el tiempo que andan prendidos de la teta no es eterno. Como tu otra lectora soy de las locas q quiere un 3º. Apoyo tu desicion de estar en casa este tiempo (yo hice lo mismo) pero tal vez podrias anotarte el el gim o alguna clase semanal...y alguna q otra salida a solas con tu esposo. (alguien podrá reemplazarte 2 hs o podes pagar una niñera por dos horitas) Mi ventaja es q soy profe de secundaria, y pude volver a trabajar 4 veces por semana 4 hs cada vez....Un beso enorme desde Argentina!!! Gracias por todo lo q nos das!!!! (y trata de curarte eso de la perfeccion q te hace daño a ti y a tus hijos)

    ResponderEliminar
  7. Eviña, reina, hoy coincidimos casi al 100% (cambiando a F. por A., claro...)... Me has quitado las palabras (los párrafos enteros!!) de la boca. Te dejo (nos dejo) unas fotovitaminas por aquí, que nos hacen falta...

    http://rebecalagosmomentos.blogspot.com.es/2012/08/fotovitaminas-para-los-lunes-hoy-para-mi.html

    Besiños!!

    ResponderEliminar
  8. Eviña, reina, hoy coincidimos casi al 100% (cambiando a F. por A., claro...)... Me has quitado las palabras (los párrafos enteros!!) de la boca. Te dejo (nos dejo) unas fotovitaminas por aquí, que nos hacen falta...

    http://rebecalagosmomentos.blogspot.com.es/2012/08/fotovitaminas-para-los-lunes-hoy-para-mi.html

    Besiños!!

    ResponderEliminar
  9. Ains... si yo te contara... Por si te sirve de consuelo, mi fase en este momento es prácticamente igual a la tuya. Estoy tan... arg! que hoy me he cogido un enfado monumental porque en un paseo de coches antiguos supér bonitos, Jorge no se ha querido bajar de mi brazo, con lo cual, ni fotos a los coches, ni a él, ni a ná de ná. Ya sé que es una tontería, pero creo que estoy tan cansada que estoy empezando a molestarme por cosas que antes no me hacían tanta mella. Tenía mil cosas que hacer para estar vacaciones en mi casita, a medio construir forever, y los días van pasando y mi lista igualita que al principio. Y me enfado. Y me enfurruño. Y no encuentro ni el tiempo ni las ganas.
    Ains. Mal día. Muy malo, para mi también.

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Pues que veas que no tengo hijos y meeh tragado enterito todo tu post! jajajja! va eva...ya te eh manifestado varias veces mi admiracion aunque no te conozca (de hecho ni la esperanza tengo de verte algun dia, que nos separan KILOMETROS DE KILOMETROS) pero ya vez..que me habria encantado tener una infancia como la que tienen y tendran tus pekeñitas, mis hermanos tambien eran muy mayores cuando yo naci, tanto asi que hoy dia mi hermano es mi "PAPÀ" , quien me crio como si realmente lo fuera :) eres de admirar, cuando te sientas agotada, sigue la regla de 5 minutos! ( es algo que me enseño mi mejor amigo que ahora es un angelito mas en el cielo ) 5 minutos para desahogarse , pensar, y ZAS! de vuelta a la aventura! que ya es suficiente con PERDER 5 minutos lamentandose por cosillas malas cuando hay tantas buenas afuera no?vamos...que esas pequeñitas tan preciosas que tienes lo valen jaja que te creas que es enserio cuando digo que veo tu blog y tus fotos y mas ganas aun me dan de ser mamà cuando apenas tengo 16 ingenuos años! ;) un abrazo enorme a ti y a tu linda/desastrosa /adorable familia!

    Att:AndreaCamila Photography

    ResponderEliminar
  12. Aunque ya te han dejado miles de comentarios de ánimos, no quiero dejar de poner el mío.

    Porque te entiendo y comparto al 1000% todo lo que dices.

    Sé que suena mal, pero para mi salud mental y la de mi vida familiar, he decidido relajarme. Si la casa no se recoge, mañana será otro día, si Pol solo quiere dedicarse a romper las hojas de todas las plantas, cogemos el abrigo y nos vamos a la calle.

    Él no se interesa por lo que yo creo que se podría interesar y yo no lo intento una y otra vez. No funciona, no me estreso y cambiamos de actividad.

    Yo no tengo a nadie que me ayude, así que con dolor de mi corazón al principio, y con alegría después, me he buscado ayudas postizas. Considero necesario que un día al mes, Jaume y yo tengamos nuestras dos horas solos. La culpabilidad la guardo en una caja bajo siete llaves, si no no viviría.

    Aquí estamos para los días como hoy. Tu chilla, que nosotr@s escuchamos

    ResponderEliminar
  13. Cómo te entiendo...Yo este vernao estoy un poco agotada de todo, por que me siento, como tu dices, mamá del ceño fruncido todo el rato..Ya están mayores, y tienen momentos de todo tipo que me hacen pensar que después de todos los sacrificios no está saliendo todo como yo pensaba, ya sabes, el típico "qué hemos hecho mal??". Todo les cansa, se aburren, protestan, se pelean...Bufff..Y de la vida social y el tiempo para nosotros mejor ni hablar..En fín, supongo que son cosas de la maternidad!!!!

    ResponderEliminar
  14. Me olvidaba..Yo creo que el motivo de que estemos pelín depres es que a las que adoramos viajar al llegar el veran lo echamos realmente de menos..y me refiero a VIAJAR (así, con letras mayúsculas..) por que ahora todos los viajes son a la medida de una familia numerosa (sobretodo por tema presupuesto..)...

    ResponderEliminar
  15. Yo no soy mamá y leo el blog!
    Aun así te comprendo, yo idealizo el como será tener un bebe, las cosas que haremos y demas, tal y como contabas, pero claro de ahí a lo que realmente es...cambia.
    Y vamos se nota que amas a tus hijas con locura, pero en algun momento tienes que explotar!
    Yo intento practicar con mi sobrina, y por ejemplo para recoger los juguetes que ha usado, cantamos una canción, y decimos lo que vamos haciendo, le resulta entretenido, y le gusta gritar las palabras que le suenan jajaja

    También, intenta hacerte un huequito para estar con F, aun que sea cada x tiempo, para algo estan las mamás, las tías y demas, aun que no guste dejas a tus nenas con otra persona, pero quizas te venga bien, y no creo que ellas lo tomen en cuenta.

    Realmente te doy las gracias por este post, es un tortazo de realidad, yo cuando leo tu blog imagino e idealizo y claro luego ves la realidad, son niños, son caprichosos, y si se pueden comer unas natillas con las manos o con los pies mejor que con una cuchara para ellos será lo mas, pero a nosotros nos saca de nuestras casillas.
    Con lo pacifica que se te ve, y anda!! tambien chillas!!!!! jajaja

    Eva mucho animo, y espero que solo haya sido un día, y vuelvas a la carga, sin miedos.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  16. A ver, quien te ha contado esa mentira de que las que NO somos mamas no leemos tu blog????, me hace gracia como hablas de otros blogs de "supermamas" porque no te das cuenta de que para nosotras (al menos para mi) tu eres una de ellas, tienes dos niñas preciosisimas una es un pequeño "monstruito" y no solo se ven sanas y felices sino que se ven estupendiiiiisimas, yo me conformaria con que cuando tenga hijos/as les pueda hacer unas fotos la mitad de buenas!!!!, está claro que ser mama no debe ser nada fácil, pero mira a mi tu "dia malo" al menos me hace ver que no es todo color de rosa y me anima a pensar que yo tambien podría ser una mama (aunque sin el super jejeje).
    Creo que no hace ni falta que de animos para que se te pase porque estoy segura de que ya se te ha pasado, si es que los domingos son muuuuu malos pa pensar jejeje.
    Besos guapisima

    ResponderEliminar
  17. Eviña!!! que nos ha pasado a todas, que nos seguirá pasando aunque pensemos que hemos cambiado cosas, que nos hemos reseteado y "ahora lo voy a hacer mejor"... porque somos humanas aunque en esta sociedad absurda muchas veces nos toque hacer de superwoman (o nosotras mismas nos atribuyamos ese papel de "yo puedo con todo")... sé benevolente contigo misma. Para ser buena madre hay que estar contenta, así de sencillo, y para eso hay que estar contenta como mujer. Y una mujer no es solo madre; es amiga, amante, intelectual, profesional... Empieza a buscar tus momentos de respiro sin culpabilizarte, canguro para tener una noche para dos (mano de santo) y ratitos para leer, para pintarte las uñas o para pensar...
    Si hay madres que te cuentan que su vida con varios hijos es perfecta y que nunca se encuentran como tú, MIENTEN!! :)
    Esto también es parte de la maternidad, pasará, pero plantéatelo así: tu imagen como MUJER independiente, profesional, viajera, amiga, mujer de F y todo que lo quieras ser, también es parte del legado que podrás dejarle a tus hijas como ejemplo de vida. Un beso fuerte, compañera.

    ResponderEliminar
  18. Bienvenida al mundo de las madres con sentimiento de culpa! Ser madre es sentirse culpable todo el tiempo. Cuando no trabajas, porque no trabajas. Cuando trabajas, porque trabajas. Asi que es normal, yo todavia oigo esa vocecilla del sentido de culpa en mi cabeza, pero con el tiempo he aprendido a ignorarla y hacer lo que mi corazon me dicta. Que quiero salir con mis amigas... pues salgo!!! Al otro dia, aunque no haya dormido mucho, me siento renovada, y con muchas mas ganas de jugar con mi hijo. Hasta hemos logrado irnos de fin de semana solos los dos en pareja (cuando el peque tenía 2 y luego cuando tenía 4 otra vez), y aunque solamente nos fuimos tres dias, lloramos mares en el aeropuerto (los dos!), y el sentimiento de culpa... ni te cuento. Escribí hasta carta de despedida si nos pasaba algo, puedes creer el drama!!?? Ahora me rio. Pero no me arrepiento porque la pasamos genial y nos ayudo como pareja porque aunque fueron pocos dias, volverse a sentir como "pareja" y no solamente como mama/papa es muy energizante. Asi que apenas puedas organiza una escapadilla.. que vale la pena!

    Tambien es que tus niñas estan muy pequeñitas, y tan juntas de edad! Ademas Valentina es de descubrir y aprender, esta en esa edad que tambien es dificil, porque aunque ya son mas grandecitos o "mediana" como tu tan cariñosamente la llamas, todavia no comprende muy bien el tiempo, y que algo se puede dañar... ella experimenta y ya!

    Mi hijo ya cumplió ocho años y esta hecho todo un hombrecito. A veces añoro las epocas de bebé, pero me acuerdo perfectamente lo que describes en tu post. Es que es agotador!!

    Ahora eso te parecera lejos, pero en 1 año ya tus hijas jugaran mas tiempo juntas, y Valentina estara en el cole. Piensa en que en poco tiempo todo eso pasara y cada vez se haran mas grandes y creceran a ser señoritas guapas y tendran novios...bueno bueno... Para eso si que falta todavia. :)) Pero en todo caso no te sientas mal, que asi como te sientes tu ahora mismo, nos hemos sentido TO-DAS. Es parte del ser mama, lo que pasa es que casi nadie lo cuenta porque al igual que los dolores de parto, despues de un tiempo se olvida lo feo, y queda lo lindo y bello.
    Animo!!!

    ResponderEliminar
  19. Ostras Eva que entonces eres de carne y hueso!! Ya me extrañaba que en Galicia se fabricaran super mujeres-mamis con poderes..Ay las ganas que tenía yo de leer este post, ya está bien de idelizaciones, que sí que tod@s somos de carne y hueso y que somos padres a full time y personas cuando??? y que sepas que mis fieras lo rompen todo y me quedo corta, que se chupan más tele de la que me gustaría, que hay tardes que no salimos a desfogar y que eso de hacer cupcakes y manualidades de infarto conmigo no va, no dudes que también lo he intentado pero se acabó... lo que hay es lo que hay y me he hecho a ello... y sí yo también soy una ex yonki del orden, la limpieza y el perfeccionismo...pero hay que cambiar el chip guapa...y te aseguro que tus peques no van a ser más felices si primero no te ven feliz a ti... y si estás de bajón acuerdate de mi que siempre hay gente que estará mucho peor que tú;) Muak!

    ResponderEliminar
  20. Eva me atrevo a escribirte porque mi situacion es identica a la tuya, ya que nuestros hijos nacieron casi al mismo tiempo, asi que cada vez que te leo me siento muy identificada..y si, asi como miras a otras madres, yo te tomo algunas veces como ejemplo. Lo mejor de leer este capitulo, es sentir que no estoy loca, y que quizas es una etapa de eso de tener dos... Damos, damos, hasta que llega un momento de agotamiento. Valentina la siento casi identica que Lisanne, curiosa, atrevida, libre y de buenos sentimientos. Quizas es dificil en esta edad, donde nuestros niños son pequeños cientificos, queriendo experimentar..y nosotros a RESPIRAR PROFUNDO... creando nuevas medidas de seguridad por la mezcla primera pubertad mas bebé, y a la vez sintiendonos culpables de que neustro segundo necesita tener a la misma mamá que tuvo el primero.
    Finalmente para no extenderme mas :S, no estas locas, no eres una desagradecida, eres humana, con limitaciones, y hasta las super mamas necesitan un descanso.
    Abrazos guapa!

    ResponderEliminar
  21. Ay, por eso era el pan con chocolate!!! Pobre! Yo tengo muchos días así, porque además las mías (casi) han pasado la fase de trastadas día sí día también, pero ahora viene la otra, la de peleas hora sí hora también, pero tengo claro que si no estuviese con ellas siempre estaría triste por no estarlo, y que todas tuvimos madres con momentos de mala leche, y de eso también se aprende, y mucho, y que hay que aprender a pedir perdón cuando pensamos que hemos hecho algo mal porque de eso también aprenderán, y somos humanas, algunas más que otras.
    Yo me he quedado esta semana pasada primero sólo con una hasta el jueves y no hacía más que decirme a todas horas lo fácil que era, lo demasiado fácil que era, porque por supuesto las peleas a todas horas desaparecieron y hasta en las pataletas de L. se podía razonar con ella, increíble. Y desde el jueves me he quedado sin las dos (hoy vuelven en cualquier momento) por decisión de ellas, esto ha pasado este año por primera vez desde hace 3 y medio, y lo he descansado y disfrutado, y ahora cuando lleguen voy a seguir disfrutándolo :)
    Así que eso es lo que toca.
    (ahhhh, no compres plastidecor, compra ceras duras gordas, que son mucho más difíciles de romper ;) )

    Un bico gordo, y cómete un poco de pan con chocolate para desayunar todos los días si hace falta :*

    ResponderEliminar
  22. Hola Eva.
    Te sigo desde que conocí vuestro blog "Capturando momentos", me enganchó todo lo que nos vas contando de tu día a día y lo preciosas que son tus fotos, tus niñas... Te sigo en el blog, en Instagram, en Flickr... Tienes algo que cautiva.
    Así que, para empezar, tienes un GRAN ATRACTIVO, y no pasas desapercibida.
    Soy madre de dos, y encima divorciada. Así que imagínate cómo te entiendo. "Cuando tengo un minuto para mí hay tantas tareas pendientes que lo exprimo como si fuera el último minuto que me queda antes de que el planeta tierra choque contra algún asteroide y se desintegre." ¡A veces me acuesto a las mil y monas solo por no desperdiciar un rato de soledad, mientras duermen! (Lo cual al día siguiente pago con muuuucho sueño y más cansancio, en fin...)
    Mis hijos son mayores que tus niñas, pero también se llevan poco tiempo y también pasé por esa fase, así que sé bien de lo que hablas. Con el tiempo aprendes que:
    - Los niños no se traumatizan ni se convierten en delincuentes de mayores aunque no les dediques el 100% de tu tiempo.
    - Los niños no se traumatizan ni se dan a las "drojas" de mayores aunque se te escape un grito de vez en cuando (conste que no estoy defendiendo el gritarle a los niños, pero a todos nos ha pasado)
    - Para los niños es un buen aprendizaje ver que los adultos también pueden estar cansados/enfadados/tristes. Les ayudará a entender y a aceptar sus propias emociones y ver que son "normales".
    - Cuando vuelvas a tu trabajo, te costará muuuuuucho el primer día, un poco menos el segundo, y a los tres días será como si nunca te hubieras ido.
    - Si en estos momentos de tu vida no tienes tiempo/ganas para hacer mil proyectos, fotos, retos etc, NO LOS HAGAS. Nos dará mucha pena a tus seguidores, pero NO ESTÁS OBLIGADA. Ni con nosotros ni con nada que no sea tu familia y tus seres queridos.
    - ERES UNA BUENA MADRE. Las buenas madres son seres humanos. Las buenas madres viven en casas con manchas en los sofás y huellas de dedos en los cristales. Las buenas madres olvidan que hoy tocaba revisión en el dentista, y tienen que concertar una nueva cita. NO TE AGOBIES.

    Sé que en estos momentos es dificil, pero en la vida siempre hay que intentar ver las cosas con un poco de perspectiva, tomar una cierta distancia y relativizar. Y sobre todo, no idealizar: ni la vida de los demás, ni por supuesto lo que nos muestran en sus blogs o en su facebook; todos sabemos que detrás hay seres humanos que han hecho 200 veces las galletas antes de poder publicar una foto decente ;-)

    ResponderEliminar
  23. Hola Eva.
    Yo también soy mamá de dos (como dices tú) y estoy completamente de acuerdo contigo.
    Como tú, he tomado la decisión de ser mamá a tiempo completo, y postergar la vida profesinal para otro momento, y como tú hay días que lo dejaría todo y me cambiaría de casa jejejeje.
    Mis hijos son mayores que las tuyas (6 y 5 años) pero al llevarse poco tiempo es como si fueran un gran terremoto. O están los dos a mil (y yo por supuesto al 10% a duras penas) o están a cero y yo como una moto, con lo cual no hay manera de hacer nada. Ni se recoje, ni se juega, ni se estudia, ni se hace nada a derechas (o por lo menos como las mamás pensamos que se debería hacer, igual es que nos exigimos mucho y deberíamos ser más niñas ^_^).
    No te preocupes que lo estás haciendo genial, y si la casa no está más recojida, pues está menos. El día tiene 24h y alguna tiene que ser para tí, sino la situación acabará superandote de verdad.
    Yo, mientras ellos duermen (sea la siesta o por la noche) es MI MOMENTO, y me siento y relajo (no es que pare, sino que lo aprovecho para hacer mis cositas con fieltro jejejeje) a mi manera, haciendo lo que me gusta y así soy yo por un tiempo, no soy siempre MAMÁ.
    Aprovechate de ellas ahora que son pequeñas, quierelas, mimalas, educalas y disfruta todo lo que puedas, que mañana es otro día y el tiempo se va muy deprisa y cuando te quieras dar cuenta ya son mayores y añoraras estos tiempos cuando eran "tus bebés" (te lo digo yo por experiencia jejeje)

    ResponderEliminar
  24. ¡Hola Eva!

    Yo no tengo hijos todavía pero te entiendo, cuando una tiene un día "malo" ya todo lo ve malo, es comprensible además la edad de Valentina ahora es agotadora, el tiempo a ella la rebajará y a ti te acostumbrará para llevarlo mejor.

    Cuando estuve de prácticas en una guardería los niños que menos guerra daban (no contamos a los bebés) eran de 1 a 2 años pero los de 2 a 3... tenías que tener mil ojos que en cuanto te despistabas un minuto de reloj como bien dices, ya te habían echo alguna: libros rotos, sillas tiradas, colores rotos, juguetes volando, niños peleándose... y era un: ¡ya! no puedo más, lo admito, pueden conmigo y con mi paciencia, me gusta más la otra clase con sus siestas y sus canciones. Cuando vives todo eso ya entiendes porque cuando te acercas a un niño y dices que rico/a es, ¡quiero uno! y te saltan los padres te lo dejo un día y no tardas 3 horas en devolverlo, tú espérate que aún eres joven. Y razón lleváis, es una edad muy agotadora, no paran quietos.

    Yo quiero un hijo en un futuro (me gustaría ser madre joven) y a veces pienso que con un niño todo sería bonito y perfecto para D y para mí, contando con el perro pero luego piensas, si tienes un hijo se acabo salir a tomar algo (no somos muy fiesteros, antes si, ahora ya no, supongo que es la edad), viajar, ir a madrid una tarde porque sí o irte hacer fotos a un lugar lejano porque te apetece, etc... ahora tendrías que mirar por 3 más perro y si ya tienes que ir pensando por la perrilla; si se viene aquí se tiene que quedar en el coche, si la llevamos allí tal, aquí no dejan perros, aquí tal... pues con hijo más perro debe ser algo así como un poco caótico pero supongo que es cuestión de acostumbrase a tu nueva vida, así como el que deja de fumar al final se termina acostumbrando a pasar mono y hacerlo desaparecer.

    Así que mucho ánimo, días así los tendrás pero días buenos también y como te dicen por ahí, intenta sacar un poco de tiempo para vosotros dos, una tarde con las abuelas o con las tías :) y a pesar de tus palabras en este post, eres una muy buena madre y eso en un futuro Valentina y Amanda te lo agradecerán siempre.

    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  25. Hola Eva. Soy madre de tres y te voy a contar un secreto a voces, con tres te apañas mejor q con dos. Y la explicación es muy sencilla, ya sabes q un montón de cosas no vas a poder, q las cosas no salen siempre como queremos, q é necesitas ayuda la vas a pedir y no esperar a q se ofrezcan. Así q no te preocupes y cuando sientas q no puedes más ponle la tele a Valentina, sienta a Amanda en su hamaca mirandote para q este tranquila y siéntate, tomate una cervecita y no hagas ni pienses nada, ya verás como te relajada un poquito.
    Tema tiempo en pareja, ves a algún parque con terraza y tómate algo con F hablando de vuestras cosas mientras veis a Valentina jugar.
    Tema blogs y super mamás tu tb pareces una, de hecho a veces pienso jo, como me gustaría hacer fotos como ella, conseguir expresarme así en imágenes, pero luego soy realisya y pienso con todo lo q tengo ya es bastante, así q en lugar de intentar aprender de fotografía hago muchas fotos y disfruto del momento, y oye poco a poco tb mejoro.
    Y en cuanto a la excedencia disfrutala y no te preocupes por el trabajo, q aunque hayas perdido comba cuando vuelvas las recuperaras y estos momentos con tus hijas no.
    Muchos besos y duerme un rato q eso suele ayudar.

    ResponderEliminar
  26. Ains Eva,te entiendo perfectamente,es tan cansado y lindo a la vez que nos deprime jejeje. Vale la pena,aunque se que es sentirse trapo en fin hoy me siento como tú, pero ya es lunes así que volvamos a empezar. Cocinar,limpiar,lavar,enseñar,bañar,fotografíar,amar,etcccc.Soy mamá de 3!
    Saludos y ánimo =)

    ResponderEliminar
  27. Ains... Eva... soy Gemma, hace mucho que te leo y nunca comento, pero hoy si lo haré. Soy mamá de tres, seguiditos, y decidí un día aparcarlo TODO para hacer de eso, de mamá. No me gusta nada dar consejos, pero si me dejas hoy hago una excepción y te doy uno: NO TE JUZGUES por como te sientas! Patalea incluso si hace falta, que va muy bien! A veces parece que no podrás, que te falta "aire", pero de verdad que pasa rapidísimo (mi niño mayor tiene ya once años y ha volado el tiempo!), y merece la pena.
    Un besote!

    ResponderEliminar
  28. Hola Eva, espero que tengas un buen comienzo de semana.

    Yo no tengo hijos y he leído más comentarios de chicas que no tenemos hijos, asique ya puedes deshechar esa teoría ;P

    Quizás no te entienda al 100% y no creo que sea la más adecuada para darte conjetos a ti, pero sólo te voy a decir que cuando sea mamá me encantaría ser como tu, con sus pros y contras, que siempre los hay en la vida.

    Asique cuando tengas un dia malo, una semana o lo que sea, piensa que son épocas que pasan y en unos dias te estaras riendo de esta semana, piensa tambien que quizas cuando Valentina vaya al cole tendrás un poco más de tiempo para ti y cuando las dos vayan al cole y estés trabajando ya todo será diferente, lo dicho, momentos pasajeros.

    Los que si te pido, es que no dejes de venir aqui a "hablar" con nosotras que, al menos yo, siempre estoy esperando una foto nueva tuya ;)

    ResponderEliminar
  29. Ay la leche! Os voy a ir leyendo a tod*s poquito a poco que acabo de ver el mail y se me desbordaba! PERO QUE RIQUIÑAS TODAS!!! Un millón de gracias por venir a charlar un rato! En cuanto pueda os contesto como está mandado... pero primero necesito un ratito para leeros (tal vez en el all-bran :-)
    MUAKS
    <3

    ResponderEliminar
  30. Eva!!!!! Todo lo que te pasa es normal... yo hice igual que tú... excedencia para disfrutar de mis hijos mientras otras amigas tiran de interinas y canguros horas y horas para tener otro ritmo de vida. Prefiero la opción que hemos escogido. Es duro, mis hijos se llevan 2 años y 5 meses y sé perfectamente como te sientes, pero tienes ayuda de tu familia por si algún día necesitas una cena romántica o lo que sea con F. Es lo que me recomiendan pero yo tengo que pagar a alguien así que tu aprovecha. Y lo de los bajones, no eres SUPERWOMAN ni lo somos... creo que todas hemos pasado por esto y varias veces así que tranquila... Es normal... El despacho dónde trabajaba cerró no por la crisis sino porque ladrones metían la mano por en medio hasta que agotaron el dinero, pero eso es otra historia. Poco a poco me estoy reciclando con la fotografía y colaboro exteranamente para clientes. ÁMimos!!!!

    ResponderEliminar
  31. Eva! primero que todo respira, y siéntete orgullosísima de ti misma!! Eres un ejemplo de mujer y de madre! Me encantan tus fotos, tus historias, tu valentía, tu forma de ser y de llevar las cosas, y por sobre todo el ser natural, tal cual, decir lo bueno y lo malo! Ya te mando el código y el link para que sigas el recorrido del paquete, vale? así es más fácil y sabemos donde va! =D y como dije en una de las cartas del envío! Están más que invitados acá! Esta casa es feliz llena de niños! Así te ayudo un poquito! y pasan un buen tiempo!
    Besos y bendiciones!

    ResponderEliminar
  32. Eva, me alegra que lo hayas compartido tu día chof con nosotras porque por un momento pensé que no eras humana y que en Galicia los días tenían 30 horas. No sé que le pasaron a los astros ayer pero justo me sentí igual que tu. Hoy ha sido mi primer día de trabajo después de las vacaciones, la semana pasada estuve con Júlia, mi pequeña de 10 meses a solas y no la disfruté todo lo que hubiera deseado. Hizo tanto calor en Barcelona que nos agobiamos las dos, cualquier juego que iniciábamos juntas acaba llorando porque se cansaba enseguida y quería que la cogiera en brazos pero una vez allí tampoco estaba a gusto porque quería escalar y no quería que la sugetara. No sé si a ti te pasó con Valentina pero no se entretiene mucho y hay que cambiar de actividad cada dos o tres minutos…. acabé agotada y sudando la gota gorda. Al final recurrimos a los centros comerciales que es donde se está fresquito, recorriéndolos de arriba a abajo que a Júlia le encanta observarlo todo desde el cochecito. Así que como a ti, salgo de casa con la casa hecha una leonera y no porque Júlia lo desordene sino porque si estoy con ella no me da tiempo a limpiar ni recoger nada (solo a enchufar dos máquinas, lavavajillas y lavadora, gracias a su ayuda)… no me quiero imaginar cómo estará todo cuanto Júlia tenga la edad de Valentina. Es curioso, pero justo ayer intenté coger algo de motivación mirando lo que hacía Valen a los diez meses en tus fotos de flickr. Julia también es de octubre así que me va muy bien seguiros porque coinciden en el tiempo…. Justo miré vuestro verano del 2010 para reconfortarme y buscar motivación. Yo pensé que me organizaba bien pero veo que no porque no tengo tiempo para hacer nada de nada… no he podido ni descargar las fotos de las vacaciones (Julia sólo hace una siesta de una hora y por la noche se despierta muchas veces por el calor).  Tienes algún secreto? Porque las ojeras nos las veo en las fotos. Gracias por mostrarnos tu lado más humano, seria la bomba ver la leonera de casa… a mi por lo menos me consolaría porque en las fotos sale todo tan ordenado y limpio. Eres mi heroína.

    Pilar*JI

    ResponderEliminar
  33. Hola, nunca he escrito pero te leo siempre. Te encontré gracias a mi nueva afición a la fotografía. Casi siempre me siento identificada contigo, y me gusta leerte porque me haces sonreír. Yo soy madre de tres (5 años, 2 años y 6 meses (mi pequeña se lleva unos 10 días con tu pequeña).Los días que me siento así como tu ahora, pienso siempre en las palabras de mi hermana mayor (también madre de 3, ya mayorcitos): "Marta, piensa que este es el momento más bonito con tus hijos"...y así estoy, debatiéndome a días, horas y hasta minutos.
    Ánimos!!!

    ResponderEliminar
  34. No tengo hijos y adoro tus fotos e historias. Me alegran el día, me hacen rememorar mi infancia y siempre pienso que me gustaría criar a los míos como tú lo haces. Todos somos humanos. Nadie dijo que fuese fácil, solo que merecería la pena. Mucho ánimo!

    ResponderEliminar
  35. No sabía cómo contactar contigo y al fin lo he logrado. Gracias Eva por tus palabras en mi blog. He releeido el tuyo y me parece genial que dejes hablar a tu corazón. Es por eso que trasmites, que gustas, que haces que mucha gente te siga. Un beso y seguimos en contacto.
    cgomezmayorga@hotmail.com

    ResponderEliminar
  36. Llegué a pensar que tenías superpoderes! Cuánto te entiendo! A mi la culpa me corroe al menos una vez al día, da igual si estoy preparando el picnic o si voy al parque y no me dan las manos, o si quiero acabar una frase o si no puedo jugar (que es lo que menos puedo hacer con las dos) para preparar la cena. Y ya ni te cuento el horror de dejarlas este año para ir a currar. Y lo de secuestrar para esto a la abuela. Culpa culpa y más culpa.Se me frunce el ceño más de lo que querría, pero lo peor es la certeza de estar viviendo este momento tan pleno a veces falta de energía. Porque sé lo feliz que soy y lo poco que lo puedo disfrutar algunos días. Y lo de sentirme incompetente lo llevo mal. Pero si te sirve de consuelo es pronto para que Valentina recoja, luego lo hará, seguro. Y ahora recuerdo con gracia a Elisa empeñada un año entero coloreando por fuera "porque a mi me gusta así mucho más".

    ResponderEliminar
  37. Llegué a pensar que tenías superpoderes! Cuánto te entiendo! A mi la culpa me corroe al menos una vez al día, da igual si estoy preparando el picnic o si voy al parque y no me dan las manos, o si quiero acabar una frase o si no puedo jugar (que es lo que menos puedo hacer con las dos) para preparar la cena. Y ya ni te cuento el horror de dejarlas este año para ir a currar. Y lo de secuestrar para esto a la abuela. Culpa culpa y más culpa.Se me frunce el ceño más de lo que querría, pero lo peor es la certeza de estar viviendo este momento tan pleno a veces falta de energía. Porque sé lo feliz que soy y lo poco que lo puedo disfrutar algunos días. Y lo de sentirme incompetente lo llevo mal. Pero si te sirve de consuelo es pronto para que Valentina recoja, luego lo hará, seguro. Y ahora recuerdo con gracia a Elisa empeñada un año entero coloreando por fuera "porque a mi me gusta así mucho más".

    ResponderEliminar
  38. Eva, creo que no puedo añadir mucho más a los kilos y kilos de ánimos que tod@s te están mandado através de la red, pero no quería dejar de mandarte un beso muy fuerte y un poquito de energía positiva adicional.

    Yo tampoco soy madre, pero te sigo desde el principio de tu blog porque me encanta leerte, porque me emociona cómo cuentas las cosas y porque haces que te sintamos super cerquita sin conocerte.

    Asi que decirte que entiendo que te sientas un poco "sobrepasada" a veces, ser madre tiene que ser muy complicado, aunque yo creo que lo haces estupendamente.
    Yo creo que lo que "falla" a las madres en general es pensar un poquito en ellas mismas (te lo digo porque es lo que les pasa a todas mis amigas). Quizá lo suyo sería intentar buscar un poquito de ayuda extra para algún ratito para tí o mejor aún para F y para tí.
    No te sientas mal por pedir ayuda, todos la necesitamos y cuanto más se necesita, más se agradece.

    Espero que ese día especialmente negro pasara y que el cariño de todos los que te seguimos te ayude por lo menos a sentirte "interesante" ,je,je
    un beso muy fuerte!

    ResponderEliminar
  39. Hola Eva. Soy una nueva lectora de tu blog. En verdad me gusta cómo cuentas tus historias! Esta en particular me ha cortado un poco la respiración! jajajaja. Primero, porque transmitiste tu angustia al 100%. Segundo, porque aún no soy madre, y porque en mi plano de las ideas soy la madre que tú eras antes de convertirte en una. Que aplastante es el mundo real!!!! Pero bueno, al menos de palabra has dejado la conclusión de que vale la pena. Que Dios me agarre confesada.

    Seguiré tu blog! Por aquí pasearé siempre. Si alquna vez quieres visitarme, bienvenida: http://la-esquina-azul.blogspot.ca/

    Saludos.

    Vero.

    ResponderEliminar
  40. Hola! Hoy he encontrado esto por la red y me he acordado de tu post, así que vengo a entregarte, con honores y clamores... tachán, tachán... http://blogs.babycenter.com/life_and_home/5-reasons-why-im-the-best-mom/
    el premio a la mejor mamá :-) ¡un besosote!

    ResponderEliminar
  41. Ay Eva, podría sucribir tus palabras punto por punto. Así me sentía hace muy poquitos años con mis dos churumbeles. Yo también decidí que el trabajo podía esperar y opté por una crianza respetuosa porque no concebía otra manera de criar a mis hijos. Pero es duro y hay momentos en que crees que no puedes dar más de ti y que lo estás haciendo todo mal.

    Pues no lo creas! Lo estás haciendo genial, y no olvides que eres una mujer, no superwoman. Estos momentos pasan y cuando crecen comienzas a tener un poquito más de espacio para respirar. Los míos tienen ya 9 y 6 años y aunque siguen siendo el centro de mi vida hace tiempo que puedo ir al baño sin interrupciones ;-)

    Por cierto, me encantan tus fotos de tándem. Nosotros lo disfrutamos durante un año :-)

    Muchos besos preciosa, de otra de tus agradecidas seguidoras.

    Laura

    ResponderEliminar
  42. Hola Eva, te sigo en capturando momentos y en flirck, pero no sabía que tivieras un blog ( eso locura que impregna mi vida, sólo llego a algunas cosas)y mira por donde lo descubro con este post...fantástico!!.
    Yo soy madre de tres niñas de 10, 6,5 y de 5 años.Y no sabes lo que me a gustado lo que cuentas...no! no creas que me alegro!!Pero he visto tantas mamas en la red...como decirlo...tan "asquerosamente " perfectas, felices,encantadoras y encantadas... que llegue a pensar que yo lo estaba haciendo todo mal. Me ponía hhacer galletas ...y la locura todo revuelto, con harína y masa por todas partes, encima quería hacer fotos y terminaba cabreada conmigo y con todo bicho viviente y esto sólo por ponerte un ejemplo, podría escribir un post y no debo jajaja, (tampoco me dejan, he tenido ya cinco interrupciones.
    Bueno que ánimos, me pareces una tía fantástica y una buena madre, a partir de hoy también te seguiré aquí .Besos

    ResponderEliminar
  43. Rosabelarte Granell ... me mondé con eso de los "merengues infumables". Gracias.

    Eva... qué haríamos sin nuestras medias naranjas?!

    Almudena Marcos... un claro ejemplo de lo que decía de la memoria selectiva... un tercero???!!! LOCA! jajajaja

    Mar... tu no me cuentes milongas que cada vez que llega la navidad, sus cumples, etc etc... eres de las que me acomplejas! Pero no digo más que estás hormonada y lo mismo muerdes :-) Gracias linda!

    Yo (Elena)... qué bonitas palabras... pero no te creas que llevo semejante ritmo de vida!!! Y no, no habrías muerto maja... te habrías puesto a escribir en el blog! :-P

    Eugenia Medina... más locas de la familia numerosa... pero qué pasa aquí!!! :-) Eugenia, con el tercero en vez de "a medias" dejaremos todo hecho solo "un tercio" no? :-)

    Rebe... menos mal que tengo tus fotovitaminas. Muaks.

    Adijirja... ay esas listas interminables... ojalá tu día malo haya mejorado también un poquito... besiño gordo a Jorge. Tu sabes que eres de las súper verdad?

    Cosas que pasan... tengo que comprarme una caja de esas para meter las culpas... y de paso el mal genio! :-) Flipo con los que lo hacéis "solos" y ya no digo nada cuando solo está la mitad de la pareja y sin familia... y lejos además! uff. Yo que lo tengo facilísimo y me ahogo! (soy una blanda) muaks.

    Mireia... lo de viajar no puede faltar. Nosotros lo hemos mantenido más o menos, adaptado claro, hasta que llegó Amanda... ahora con los 4 todavía no nos hemos estrenado... veremos! Terror me da lo del "qué hemos hecho mal?!" Dedos cruzados. Besitos.

    PetriMery... yo también "practicaba" con mis sobrinos... jajaja! qué diferencia! Y no, los niños no es que sean caprichosos, es que son niños! Y el tema es que es un trabajo "agotador" educarlos... muy gratificante pero agotador. Supongo que hasta que le coges "el tempo" es que pasan estas cosas de los altibajos... Yno, jajaja, no soy NADA pacífica! Ya me gustaría ser una persona dulce y tranquila pero no! Soy de las de sapos y culebras por la boca casi todo el tiempo!!! ja!

    ResponderEliminar
  44. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  45. PetriMery... yo también "practicaba" con mis sobrinos... jajaja! qué diferencia! Y no, los niños no es que sean caprichosos, es que son niños! Y el tema es que es un trabajo "agotador" educarlos... muy gratificante pero agotador. Supongo que hasta que le coges "el tempo" es que pasan estas cosas de los altibajos... Yno, jajaja, no soy NADA pacífica! Ya me gustaría ser una persona dulce y tranquila pero no! Soy de las de sapos y culebras por la boca casi todo el tiempo!!! ja!

    Sara... no cariño, no soy una supermamá... y de ahora en adelante tendré más cuidado para no parecerlo! Ya te digo que me sorprende lo de las no mamás que leéis, pero vaya, jajaja qué bien! Y si, los domingos son mi día menos favorito... especialmente por la tarde-noche.

    Ana - Lalunafotografía... gracias guapiña... lo intento lo intento! ser benevolente... y si, tengo que organizar momentos de a dos. Qué razón tienes... tengo que cambiar el chip. Parte de lo que se lleven mis hijas es lo que ven en mí (aunque no te creas que eso no me estresa, porque ahora mismo me siento insegura!!!), pero lo haré mejor, lo haré mejor!!! :-)

    karininchen... es que eso es lo que me cuesta... encontrar la manera de dejarlas y no sentirme extraña. Ya no por la culpa... sino porque inmediatamente las hecho de menos. Bueno, nos pasa a las dos! Supongo que eso se va relajando con el tiempo... o eso espero. Muaks.

    Petit foto... si, las mujeres gallegas somos super, jajajaja! como la ternera! :-) Pero tú qué te pensabas??!!! Me preocupa que me digáis que parecía super-mami-perfecta! Ay madre!!! Ok, jajaja, nada de cupcakes ni manualidades de infarto (al menos hasta que las niñas tengan 15 años, jajajaja, entonces igual ya no quieren hacerlas conmigo!!!) :-) Y nada de estar peor me oyes? Que voy ahí y te obligo a escribir un post confesión... tanto miércoles mudo es malo para la mente... jajajaja! Libérate y saca los trapos sucios! jajajaja. Es broma. Qué verdad... si no me ven feliz a mi ellas tampoco lo son. Amanda todavía es pequeña... pero Valentina se sincroniza con mi estado de ánimo con facilidad... :-)

    Ale... si reina, somos humanas... y sincronizadas además. Besiños para ti y tus pekes.

    Os tartarouchos... para eso era el chocolate Raquel!!! jajajaja. Ok, luego vienen las peleas. Tomo nota. uf! :-) Eso me pasa a mí cuando las dejo. Si no estoy con ellas me falta algo! De todo se aprende si, incluso de ver a tu madre de mal humor (últimamente Valentina va por ahí diciendo "mierda", ja, mea culpa!!!) Tomo nota de lo de dedicar de vez en cuando un ratito a alguna por separado. Cuando lo hago también me resulta todo mucho más fácil. Y los plastidecores a los que me refería... son precisamente de esos gordos para niños. No hay ninguna cera difícil de romper para Valentina. jajajaja :-S

    ResponderEliminar
  46. NievesGlezGlez... te has planteado escribir un libro para mamás en apuros? Gracias :-D Estoy revisando tu recetario... me toca hacer menú semanal de una vez para poder organizarnos. Gracias por tu blog! :-)

    Carolina... si, se que lo echaré de menos... intento no perder eso de vista. Gracias!

    Anita Vela... "todo sería bonito y perfecto para D para mí"... jajaja, eso pensaba yo. Quizá por eso el batacazo. Lo nuestro era bonito y perfecto... y ahora... jaja, si que es bonito, pero perfecto no lo es ni de lejos!!! Es el caos! :-) Y qué locas... porque todas decimos lo mismo y aún así también decimos que compensa no? :-)

    Wishi... de tres... TRES! No me cuentes milongas!!! cómo que te apañas mejor con tres!!! No cuelaaaaa! Y no, por favor, otra más no... NO SOY SUPER-MAMÁ! La cervecita del momento de relax es lo que me salva :-P

    Alí... cansado y lindo. Si... otra con TRES! jajajaja! Si las súper sois vosotras!!!

    Gemma Gilop... gracias... intentaré no juzgarme (se consigue?)... (También tres... arrgggg! me estáis acomplejando!)

    Silvia Rodríguez... intento no abandonar... porque esto me da gustirriñín. Gracias.

    Syl... igualito que Valentina y Amanda... 2 años y 4 meses :-) Si, yo también estoy convencida de mi decisión, pero a veces, pesa.

    Tamuri... ya ves que mi blog engaña reina... al parecer algunos pensaban que era super mamá happy todo el tiempo... así que no te creas! valentía? ja! Muchas gracias por tus lindas palabras y por tus detalles... me muero de ganas de leer esas cartas. Besiños.

    Pilar... mi secreto pilar es que tengo MUCHA AYUDA. F se encarga de mil cosas (además de trabajar) y tengo a muchísima familia y amigos dispuesta cerca. Y ya ves, aún así me quejo y creo que no doy!!! Más cosas para que veáis que lo que soy es una quejica. Contratamos una empleada de hogar. Un día a la semana 5 horas nada más... pero es el dinero mejor invertido: baños, cocina a fondo y aspiradora + planchar de vez en cuando. Y respecto a las ojeras.... hay un pincelito en photoshop que te deja la cara niquelada no te acuerdas? :-) Un besiño reina... ya ves que todos tenemos días así!

    Maheba7... uno de los motivos por los que sigo con este proyecto es que mucha gente me ha dicho eso de que les hago sonreir. Me hace sentir bien saberlo porque a veces creo que soy un bicho peludo siempre de mal humor... así que solo por eso merece la pena seguir. Gracias!

    Neli... "nadie dijo que fuese fácil, solo que merecería la pena"... pues si. Gracias!

    Cristóbal... contigo tengo que hablar yo largo y tendido... pero primero necesito tiempo para terminar de leerte (tengo muchos posts atrasados y me interesan todos!) Bueno, necesito tiempo y unos ojos nuevos.... me matas con ese rojo sobre rojo!!! Ayyyy! :-)

    Carmen... jajaja lo de "a mi me gusta más así me suena"... contra eso no hay réplica (bueno, a veces si la hay)

    Isabel Sierra... lo que pasa Isabel es que cuando una se hace madre no concibe pensar en una misma y no más... o por lo menos es difícil al principio.

    Vero... encantada de verte por aquí. Respira respira! Y si, vale la pena. Un saludo!

    Marona... gracias!!! jajajaja

    Laura... ir al baño sin interrupciones? en serio?! Eso es genial!!!

    Fabiola...jajaja galletas y todo por ahí lleno de todo e intentar hacer fotos... me suena!!! Claro que con tres... ufff! :-)


    GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS A TOD*S!

    ResponderEliminar
  47. Hola Eva:
    Te leo y me reflejo, soy mamá de una niña de 5 años y de unos mellizos de 3, y estoy vuelta loca, a veces me siento igual o peor, me siento cansada, sola, enojada y me da pena por sentirme así, en fin solo quería pasar a desearte muchos mejores buenos días que se ve que son los que más te acompañan.
    Saludos. Un abrazote...

    (según yo te escribí ayer pero algo hice mal y creo que no salió)

    ResponderEliminar
  48. Y yo que creía que había escrito aquí! (pues yo también debo de andar a parras) hija, días como los tuyos les tengo a patadas, sólo que en mi caso no lo nota nadie porque siempre suelo guardar mis cosas bien dentro hasta que deciden irse solas. Yo ahora sólo tengo que atender a una renacuaja, pero me imagino como tiene que ser con dos, y encima querer hacer fotos, editarlas, tener el blog el día, el matrimonio, la casa, y bla bla bla. Pero sabes qué? Que como dice una frase que me gusta mucho: 'no desesperes, ni siquiera por el hecho de que desesperas. Cuando todo parece terminado, surgen nuevas fuerzas. Eso significa que vives'. Además, si preguntamos a nuestras monas seguro que para ellas somos las mejores super mamis del mundo mundial, y cuando te dan un beso ya... Se cura todo!

    ResponderEliminar
  49. Y yo que creía que había escrito aquí! (pues yo también debo de andar a parras) hija, días como los tuyos les tengo a patadas, sólo que en mi caso no lo nota nadie porque siempre suelo guardar mis cosas bien dentro hasta que deciden irse solas. Yo ahora sólo tengo que atender a una renacuaja, pero me imagino como tiene que ser con dos, y encima querer hacer fotos, editarlas, tener el blog el día, el matrimonio, la casa, y bla bla bla. Pero sabes qué? Que como dice una frase que me gusta mucho: 'no desesperes, ni siquiera por el hecho de que desesperas. Cuando todo parece terminado, surgen nuevas fuerzas. Eso significa que vives'. Además, si preguntamos a nuestras monas seguro que para ellas somos las mejores super mamis del mundo mundial, y cuando te dan un beso ya... Se cura todo!

    ResponderEliminar
  50. ¡Ey! juraría que te contesté desde la tableta... te comentaba diciendo que menos mal, menos mal que leo a alguna de vosotras que de vez en cuando flaquea, chica, porque cuando yo me veo con mis supersobrados kilos, mis pelos de loca, sudando a mares en un parque detrás de una o de la otra, que si corre a un baño con una, que si la otra no sé qué, cargando con la cámara, se le quitan a una las ganas de afotar a sus preciosas hijas. ¡Qué digo! se me quitan las ganas de hacer cualquier cosa con ellas.
    Y encima haciendo proyectos craft, pastelería, escribir un blog, llevar la casa, trabajar...
    Y yo llorando por las esquinas.
    Nada, chica, que somos estupendas, hacemos lo que creemos mejor por nuestros hijos y que momentos de bajona tenemos todas.
    ¿Y sabes una cosa? yo sobre todo doy gracias a la vida por la persona con la que comparto mi vida, que es un tío estupendo, que compartimos muchas cosas y que no sabría qué hacer sin él.

    ResponderEliminar
  51. Eres una mamá estupenda!! No lo dudes nunca... Esa clase de persona que todos querriamos tener cerca y ¿sabes? me alegra saber que eres así, con tus dias buenos y tus dias malos, que Valentina es una bichilla que a veces te saca de quicio, que Amanda te absorbe el poquito tiempo que te queda para ti, que hasta tienes cosas que echar en cara al resto del mundo. Eso te hace humana!! Pero la realidad de todo es que sois una familia preciosa, así os veo yo, y me pongo totalmente en tu piel porque a dias pienso lo mismo. Feli ya es mayorcito y me ayuda mucho con Noa (ventajas y desventajas de tenerlos con ocho años de diferencia), pero Noa... No sé que haría con ella. Por supuesto nunca ponemos fotos de cuando estan impertinentes, llorones etc. Quizá deberiamos hacer un grupo para subir fotos de ese tipo y te aseguro que tendría un gran exito... jajaja. Pero lo que te tiene que quedar de todo esto es que todas las mamás pasamos por eso, y por supuesto que los adoramos, los amamos pero en ocasiones necesitamos que nos los quiten de encima dos horitas, para depilarnos, para ir a la pelu o para echarnos la siesta que mas dá.
    F, Valentina y Amanda tienen la suerte de tenerte, Eva, y eres la mejor esposa y mamá que les podia haber tocado. Te cruzaste un dia en mi vida a través de unas fotos y para mi tambien fue una suerte conocerte. ANIMO GUAPISIMA!!

    ResponderEliminar
  52. Hola Eva! Acabo de llegar a tu blog y me ha dado mucho pena no haberlo conocido antes. ¡¡¡Me encanta!!! He entrado por el post de los libros (Emma también tiene "Así es mi día") y después me he topado con éste. Ya, ya he visto la explicación de después e imagino que ya estarás como siempre. Pero nunca está de más volver a decirte que non te preocupare!!! Todas TODAS tenemos días de estos. Y en plural, eh? Y lo mejor de todo es que a todas TODAS nos encanta leer estos posts porque sentimos un inmenso alivio: "Ah, si a Eva le ocurre esto, lo mío también es normal". Jeje!!! Un besazo enorme y hasta la próxima!!!! Muas!!!!

    ResponderEliminar
  53. Por cierto, este es mi blog: http://madreprimeriza.com/
    Por si te quieres pasar ;)

    ResponderEliminar

  54. Mi historia sigue a todo el mundo por ahí que están en la situación que yo también he de ser a través. y como yo estaba saved.I han sido rechazadas por mi marido después de nueve (9) años de matrimonio sólo porque otra mujer tenía un hechizo sobre él y dejó a mí ya los niños a sufrir. un día, cuando yo estaba leyendo a través de la web, me vi un post sobre cómo este hechizo lanzador Dr Mlawi Rcum en este email: spelloflovetemple@gmail.com tener ayudar a la mujer a volver a su marido. y yo le di una respuesta a su discurso y me dijo que una mujer tenía un hechizo sobre mi esposo y él me dijo que me va a ayudar y después de 2 días que voy a tener a mi marido de vuelta. Le creí y hoy me alegro de que todos ustedes saben que este hechicero tiene el poder de traer de vuelta los amantes. porque ahora estoy feliz con mi email husband.his: spelloflovetemple@gmail.com puede contactar con él para ayudar y conseguir que su problema resuelto.

    ResponderEliminar

encantada de leerte